Convenio para monitoreo y control de aguas en el Ejido

monitoreo

El Concejo Deliberante de San Martín de los Andes ratificó el Convenio Específico de Colaboración de Trabajo, suscripto con el Ministerio de Seguridad, Trabajo y Ambiente de la Provincia del Neuquén.

El mismo tiene como objeto de aunar esfuerzos para desarrollar programas de monitoreo y control de aguas dentro del ejido de San Martín de los Andes, incorporando las cuencas Pacífica y Atlántica, específicamente análisis físico-químico, biológicos, hidrológicos, climáticos y todo aquello que se considere necesario para el cumplimiento de los objetivos planteados.

El convenio se suscribe en virtud de que se hace necesario proporcionar información sobre el ambiente acuático dentro de la cuenca Pacífica Lacar Hua Hum, donde se encuentra emplazado el centro y zona sur de nuestra ciudad, dado que las cuencas de la región andina de la Provincia del Neuquén están sometidas a una creciente presión ambiental, como consecuencia del desarrollo de los centros urbanos, y considerando que nuestra ciudad quiere mantener y mejorar su perfil urbano ambiental, ejerciendo control sobre el recurso acuático.

Asimismo es necesario proporcionar la información sobre el ambiente acuático dentro del área de la cuenca Atlántica, lago Lolog, Río Quilquihue, ya que es la fuente y el reservorio de agua para abastecer a toda nuestra ciudad.

También se dedicará especial interés en la continuidad del monitoreo y control del sistema que conforma la Sub-cuenca Trabunco-Quitrahue, que permita evaluar los impactos de la actividad antrópica y proponer y ejecutar acciones de conservación, remediación y planificación de los cuerpos de agua involucrados, desde el Cerro Chapelco hasta la confluencia del Arroyo Trabunco con el Pocahullo.

Por último se busca reconocer y evaluar la calidad del agua de las cuencas involucradas y los efectos del impacto de las urbanizaciones y efectos antrópicos sobre la biota acuática y sobre el agua superficial con diferentes usos (recreación, bebida humana, etc.), lo cual  permitirá concretar acciones conducentes a lograr mejoras en el manejo de la cuenca y proveerá fundamentos para implementar medidas de protección y uso sustentable de recursos acuáticos.

En este sentido el Ministerio y la Municipalidad se comprometen a coordinar los trabajos comunes, disponer de personal, materiales y movilidad, trabajar en forma conjunta con el instrumental e insumos que se deben utilizar para desarrollar los monitoreos como así asegurar el abastecimiento de los insumos necesarios, y solventar los costos que demanden los análisis, entre otros.

Asimismo el Municipio, a través del Organismo de Control, y el Ministerio, a través de la Dirección General de Biología Acuática, tendrán la obligación de coordinar los distintos planes de monitoreo de calidad de aguas superficiales de la sub-cuenca Trabunco Quitrahue, coordinar talleres periódicos para informar los resultados, presentar informes conjuntos y adecuar planes de acción, etc.